Haiki
  • LA FÓRMULA DE LA FELICIDAD

    Nos enseñan, desde bien pequeños, la fórmula de la supuesta felicidad: primero el deber luego la devoción, ser buenos y, cuando consigas tus metas, serás feliz. No obstante, la ecuación naufraga en cada una de sus variables porque sus X,Y,Z están ancladas en los cimientos de una sociedad patriarcal que no nos enseña a conectar con lo que somos, a disfrutar de la vida y, sobre todo, a vivir en el aquí y ahora. La negatividad y los acontecimientos catastróficos nos bombardean allá por donde vayamos, y, casi sin darnos cuenta, enseñamos a nuestra mente que esta es la realidad. Pero, según la PNL, podemos darle la vuelta a la tortilla. Nuestro cerebro se puede programar y, además, la buena noticia es que es relativamente sencillo hacerlo. Se trata de que todos los días, varias veces, nos contemos –¡a ser posible en voz alta!- que en el mundo también hay bondad y que tenemos muchas fortalezas que, por pudor o falsas creencias, nos negamos. Soñar en grande está bien; pero, si solo hacemos eso, nuestra parte inconsciente no nos cree. Sin embargo, si somos capaces de trocear estos objetivos en pequeños pasos alcanzables, de repente, nuestro cerebro sí nos hace

    Leer más...
abril 2016
L M X J V S D
« Mar   May »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Sígueme en Twitter

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog de Haiki.

Back to Top