Haiki
No Comments 433 Views

#MiniEntrevista CON MÓNICA ALONSO

monica-alonso-_-haiki-500

Seguro que en este viernes pre-navideño os apetece leer una nueva #MiniEntrevista ¿Puede ser?

Pues, como nos gusta daros gusto, hoy tenemos con nosotros a nuestra amiga satera, Mónica Alonso. Seguro que ¡os van a encantar sus respuestas!

1_ ¿Qué es para ti la auténtica felicidad?

La palabra Felicidad, así en mayúscula, me queda un poco lejos, grande, desconocida, la verdad. Así que, la prefiero en minúscula: pequeña, cotidiana. La gran Felicidad  la vivo más como un deseo que como una realidad. O como un leve recuerdo de algo vivido casi sin darme cuenta. No sabría deciros qué es la Felicidad. Sí me quedo ahora con la palabra Auténtica. O, mejor, con Autenticidad.

Porque así ha sido, cuando en mi interior me he sentido más auténtica es cuando he sentido cierta paz o bienestar interior. Como si “las piezas de mi vida” encajaran de verdad y me sintiera feliz. Como si fuera yo misma de veras. Y sentirme así, de verdad, me ha ocurrido pocas veces… Y ¡las he disfrutado tanto!, han representado una sensación de placer interior, de paz interna, donde el miedo y los temores no tienen cabida, donde me siento completa. Supongo que ha sido en momentos en que mis pensamientos, mi sentir y mi hacer han estado perfectamente alineados. Y, con esta coherencia, estoy presente y me siento presente. Sí, eso para mí sería la Autenticidad. Y, supongo, que por ahí está mi camino a la Felicidad.

2_ ¿Cómo ha sido tu camino de crecimiento personal? ¿Cuáles han sido las herramientas que más te han servido y por qué?

Mi camino de autoconocimiento, de toma de conciencia, empezó a raíz de una ruptura de pareja. Iba a decir que caí en un “agujero” de automatismo (comer, dormir, trabajar, trabajar, dormir, comer…), pero, en realidad, lo que hice fue exagerar aún más mis mecanismos neuróticos hasta llevarlos al extremo, para protegerme del dolor y tristeza. Pero, algo en mi empujaba por dentro, una inquietud, un malestar. Empecé con trabajo corporal: baile, danza, básicamente, que me ayudaron a desinhibirme, a trabajar mi fluidez y espontaneidad en el movimiento, a  “moldear la piel de elefante”, mi rigidez tanto corporal como mental.

El trabajo en teatro espontáneo, teatro de improvisación y clown durante varios años también me ha ayudado en seguir fomentando la confianza, la expresión y la creatividad. Y donde el otro se convertía constantemente en un espejo para mí. Y, poco a poco, empecé a tomar  conciencia de mí misma. Como si me quitara las gafas o las alejara sabiendo que las gafas no son yo sino un instrumento para verme un poquito mejor.

Pero, no fue hasta que entré en contacto con el eneagrama, el proceso SAT y la Terapia Gestalt (estoy formándome como terapeuta en la actualidad) que empecé a ponerle nombre a muchas cosas y empecé mi búsqueda de saber quién soy.  La terapia individual, por supuesto, y la medicina ayurveda me han ayudado en el camino también. Porque el conocerme me está ayudando a entenderme mucho mejor. Y, en consecuencia, a quererme más.

3_ Si nos centramos en el eneagrama, ¿cuál dirías que es su mayor potencial? Te animarías a contarnos en qué eneatipo te sitúas y qué es lo que más te identifica con él.

El eneagrama para mí ha constituido (y sigue constituyendo) un mapa muy detallado del carácter y herramienta fantástica de autoconocimiento. Pero, claro, un mapa. Un mapa que no es el territorio. Porque luego están las historias de vida de cada uno. Y una herramienta que tiene una utilidad, y no es un fin en sí misma. Para mí es como una linterna de esas que te pones en la cabeza, como las que llevan los espeleólogos cuando se adentran en las cuevas. El eneagrama me va iluminando de tanto en tanto alguna parte del camino, va poniendo luz para que “vea” mejor donde piso y como piso. Y cada nuevo rayito de luz me  permite ampliar mi mirada, ver un poco más, construirme una realidad un poco más compleja de mi carácter. Y la mayor potencialidad que le veo es que esta mirada introspectiva (como el que se sumerge en la cueva, para adentro, para adentro) es desde el Amor a uno mismo. Un amor compasivo y tierno; un amor que comprende.

Identifico mi carácter con el eneatipo 9 social, aunque el instinto conservación está también bastante presente. El llamado “olvido de mí” es algo que tengo muy presente. Es decir, necesito  estar muy alerta, muy atenta, porque si no me doy cuenta, me dejo, me “narcotizo muy fácil” con actividades compulsivas: leer, comer,  ver la televisión, navegar por internet o incluso dormir. Hace poco he sido consciente, como parte de mi subtipo social, el hacer “compulsivamente”, por ejemplo talleres, o formaciones o cursos también ha sido en muchas ocasiones mecanismos para “olvidarme de mi”, para no conectar, realmente, con mi necesidad. Dejarme diluir por el grupo muchas veces me ha dado una “falsa ilusión” de pertenencia.  Otro de los aspectos que últimamente tengo más presentes y sobre los que estoy poniendo atención es en detectar mi necesidad real y expresarla. Parar, escucharme con más atención, y sentir qué es lo que realmente quiero  o necesito. Y, claro, esto me está trayendo momentos de mucha alegría y también algunos conflictos con los demás que no están acostumbrados a vivir cómo empiezo a expresarme. Curiosamente, desde que he empezado a escuchar con más diligencia mi sentir y actuar en consecuencia, tomar decisiones y pasar a la acción con más coherencia interna, me siento mucho más en paz y bienestar conmigo misma.

Mónica Alonso: educadora social y animadora sociocultural. Actualmente dirige la Oficina regional de Kumon en Andalucía (Kumon es una empresa educativa que trabaja con un método de aprendizaje para niñas y niños a partir de los 2 años de edad).

También trabaja como formadora y risoterapeuta en Sala Macasta (Sevilla): www.salamacasta.es

 Este año ha emprendido el proyecto Escuela de Risoterapia Integral. Se está formando como Terapeuta Gestalt y en sus ratos libres, escribe relatos y microrrelatos en su blog: http://uknnemoon.blogspot.com.es/

Post editado por: Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (Haiki)

Haiki en Facebook, AQUÍ

Haiki en Twitter, AQUÍ. @_Haiki   

*Haiki está formado por Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (también en Stepienybarno).  Ambos desde el 2009, y de manera muy intensa, están al frente de diversos proyectos digitales. Su presencia en la red se sustenta en tres pilares: la arquitectura, la Identidad Digital y nuestra actividad más personal en este blog de Haiki.

*Tanto Agnieszka Stepien como Lorenzo Barnó, han realizado el proceso SAT de Claudio Naranjo y, actualmente, están realizando la formación en terapia Gestalt. A su vez,  tienen segundo nivel de Reiki y son practicantes de artes marciales como Taekwondo, Kung-fu o Tai chi.

* Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, aunque aparezca inmediatamente al ser publicado en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

Deja un comentario

RELATED ARTICLES
diciembre 2016
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Sígueme en Twitter

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog de Haiki.

Back to Top