Haiki
No Comments 418 Views

MiniEntrevista con Jorge Guerra.

Seguimos a tope con una de las secciones que más nos gustan: las minientrevistas.

Hoy es el turno de nuestro amigo satero Jorge Guerra. Esperamos que sus valientes respuestas a la entrevista os gusten tanto como a nosotros.

1_ ¿Qué es para ti la auténtica felicidad?

Anteponer el adjetivo auténtico a felicidad me lleva a varios momentos de mi vida en el que he sentido una felicidad diferente a la que siento en mi día a día. Recuerdo que mi cabeza estaba más calmada sin tanto pensamiento, menos juicio, más lento en mis movimientos y una mirada más limpia sin tanto deseo. Sintiéndome más abierto y disponible para los demás, estando presente con ellos y no yéndome con mis pensamientos a futuro. No huyendo tanto del dolor.

Felicidad es vivir con mayor presencia, con una mayor mirada al interior, viendo TODO lo que hay en mí. Con más aceptación y con una menor mirada narcisista.

Para llegar a ser auténtica, un ingrediente necesario es la espiritualidad. Yo vengo de no tener espiritualidad y, poco a poco, la estoy añadiendo en mi vida. Así que, tengo un largo camino hasta llegar a la auténtica felicidad, si es que llego claro.

2_ ¿Cómo ha sido tu camino de crecimiento personal?

Comencé con una psicóloga en los últimos meses antes de la muerte de mi madre. No enganché con ella aunque fue la puerta a la terapia. En esa época de mi vida tenía un buen amigo que estaba haciendo la formación de Gestalt en el IPG y me recomendó que allí acudiera. Isabel Serrano fue mi terapeuta durante varios años dividido en dos temporadas. Gracias a ella conocí el SAT ya que me recomendó que hiciera el introductorio. Además, en la segunda temporada me condicionó a compaginar la terapia individual con algún grupo ya fuera terapia de grupo o formación. No lo dudé y me apunté a la formación de Quatro una escuela en Madrid donde ella formaba parte. En Quatro hice la formación y posteriormente la tutoría que acabaré dentro de poco.

No se me olvidará un día de supervisión con Isabel Serrano en la que el resto de compañeros llegaron tarde y estuvimos hablando de mi proceso con ella. Me dijo que al principio yo llegaba a terapia como un pajarito casi no me apoyaba en el suelo y estaba asustado. Yo no recordaba esto y cuando me lo dijo me emocionó al echar una mirada otras y ver de dónde venía.

Mi camino ha sido voraz a ratos, me gusta más vivir la experiencia de los grupos, del SAT, de los 5 ritmos y la terapia individual que me aportan mucho.

Tengo más dificultades en asentar las experiencias ya que la fuerza e intensidad de las mismas me enganchan; el proceso posterior que conlleva un mayor trabajo en la cueva, hacia dentro me cuesta mucho y en estas estoy ahora. Hacia dentro, intentando escribir, dedicarme tiempo para mí en soledad. No es tarea fácil para alguien como yo que tengo mucha dificultad en conectar con el dolor y el conflicto.

Ahora mismo, miro hacia atrás y veo mi camino recorrido. Siento que todo lo que me he trabajado me ha permitido pasar por uno de los momentos más difíciles de mi vida que ha ocurrido este invierno. He pasado por una depresión en la que veía todo negro, no tenía esperanza, no veía una salida y la única que se hacía más presente era quitarme del medio. Sé que no es un decisión valiente, sé que me gusta mucho la vida como para hacerlo pero ahí estaba la opción como salida a no sufrir más. Tras una gran pelea interior decidí tomar antidepresivos. El miedo a la enfermedad mental presente en mi familia, una hermana de mi madre ha vivido más tiempo de su vida deprimida que sana, mi hermano es bipolar y muchos miembros de mi familia son como yo, con picos de euforia y actividad máxima, por un lado, y otros picos de depresión, desanimo y soledad. Al final con la ayuda de mi actual terapeuta, Javier Miranda, decidí ir al psiquiatra y estuve medicado durante un breve periodo.

Ahora estoy en un momento de velocidad crucero; ando algo perdido, sin saber cómo hacer en varias facetas de mi vida. Poco a poco, voy teniendo claro lo que sí quiero que es dejarme más en paz, aceptar como soy y que no le puedo gustar a todo el mundo.

3_ ¿Cuáles han sido las herramientas que más te han servido y por qué?

El SAT ha sido la herramienta principal junto con la terapia individual. Los amigos que han surgido en el SAT son buenos amigos; me gusta la facilidad con la que soy capaz de hablar de mí a ellos, esto no es fácil para mí tan acostumbrado a escuchar. Ahora puedo ver que no es que yo sea un gran escuchador como siempre he pensado. Escuchar ha sido una vía de escape para no hablar de mí y así no entrar en el sufrimiento y el daño. La cosa es que cuando hago esto luego me siento vacío porque no me abro, no me muestro y esto lleva a que para muchas personas sea un desconocido en muchos aspectos. Con el paso del tiempo me estoy abriendo más a contar de mí y se va yendo la sensación de miedo e indefensión que tenía cuando contaba algo íntimo y doloroso a algún amigo o ser querido.

Los trabajos del SAT, conocer a Claudio Naranajo y seguirlo como maestro, el reconocimiento que el SAT me ha dado que en más de una ocasión se ha anticipado al que yo me daba a mi mismo.

El SAT ha sido una puerta que me mostrado el camino de por dónde ir en mi vida. He dejado de huir tanto de mí; ya no necesito estar anestesiado durante mi día a día. Puedo pasar por el dolor. Me he dado cuenta de la velocidad a la que va mi cabeza. He reducido mi actividad mental. He aumentado mi capacidad de amar -durante muchos años me he sentido incapaz de hacerlo-.

El pasado noviembre tuve la gran suerte de poder participar en el retiro que Claudio propuso en Titigniano. Fue una experiencia única de mucha conexión conmigo, de mucha calma y de mucha tranquilidad mental. Nunca me podría imaginar que tanta calma y conexión me llevarían después al pequeño infierno del que ya he hablado antes.

4_ Si nos centramos en el eneagrama, ¿cuál dirías que es su mayor potencial? Te animarías a contarnos en qué eneatipo te sitúas y qué es lo que más te identifica con él.

Para mí el mayor potencial del eneagrama es saber que todos estamos equidistantes del centro. Para una persona narcisista como yo, me ayuda ver qué tengo en común con el otro y aunque cada tipo y subtipo son distintos y tienen su propia pasión no dejan de estar todas a la misma distancia del centro. Así que, no soy tan especial; soy un ser humano más buscándose y haciendo su camino.

Otro potencial del eneagrama, siempre dentro del SAT, es la riqueza de vivirlo con cien personas más. La variedad humana de caracteres que se buscan a sí mismo y que aportan a los demás con sus intervenciones y su entrega a los diferentes trabajos. A mi me ha hecho ser menos prejuicioso y abrirme a personas que mi día a día es muy posible que ni me fijara en ellas.

Potentes son los trabajos que el SAT ofrece. Del SAT 1 me llevé el movimiento auténtico, del SAT 2 el miedo a la entrega al amor y una mejor relación con mi padre, del SAT 3 la confianza en mí y ver que, a veces, quiero ser el protagonista de la película cuando no toca. En el SAT 4 estuvimos pocos por las fechas en que se hizo y me llevé la sensación de familia; fue maravilloso escuchar a Claudio contándonos los diferentes caminos del héroe. El SAT 5 me conectó con la muerte y con priorizar lo que importa en mi vida. Ahora sigo repitiendo SAT y de cada uno me sigo llevando algo nuevo y enriquecedor.

En el introductorio me coloqué en el 4 sexual y de allí no me moví hasta cuatro años después. Fue en un SAT 1 en el que trabajé como cámara que un terapeuta de teatro me abrió la puerta al eneatipo siete. Durante los años que estuve en el 4 sexual sentía un rechazo por los siete y cuando me reubiqué en el siete entendí porque sentía el rechazo. No quería ver en mí lo que rechazaba de los siete.

Yo que me pensaba emocional no ponía la atención en todo lo mental que soy, en el poco espacio que dejo a las emociones sobre todo si son dolorosas. Confundía mi enfado con el mundo con la rabia y odio del cuatro sexual.

Ahora mismo, estoy situado en el 7 conservación. Me identifico por mi gula hacia las cosas terrenales más que hacia la espiritualidad o bondad del social o la actividad mental ensoñadora del sexual.

La palabra familia me llega, me comporto de manera muy diferente con las personas que considero de los míos que con las que no. No necesito tener una gran familia solo saber que los míos están conmigo. Soy consciente de que esto me ha cerrado puertas a conocer en profundidad a gente que se ha cruzado por mi camino. Sentirme seguro con los míos me lleva a ser prepotente y despistado con los demás. Valoro mucho la amistad aunque me doy cuenta de que tengo que tener la seguridad de que el otro está para mí para que yo me pueda entregar a la amistad. Es esto de querer sacar tajada de todo, hasta de los amigos.

Hasta aquí os cuento, quiero daros las gracias sobre todo a Agnieszka y Lorenzo por todo lo que me ha insistido para que escriba estas líneas. Para mi ha sido un gran ejercicio que he ido postergando hasta hace poco que volví a recibir un correo de Agnieszka y Lorenzo pidiéndome el cuestionario. Esta vez decidí no poner más disculpas y escribir estas líneas. Para mí, ha sido todo un reto.

También quiero agradecer a todas las personas que se han cruzado en mi camino de crecimiento vinculadas al SAT. Siento que más de una ha visto en mí características que me cuestan reconocer. Siento que otra parte mi camino está siendo apoderarme de ellas y reconocérmelas.

Por cierto, desde hace un par de años ofrezco Silencio! Se Baila un espacio de movimiento libre para tomar conciencia del cuerpo. Lo realizo en Madrid mensualmente. Alguna propuesta fuera de Madrid ha surgido y ha sido un gusto viajar y ofrecer Silencio! Se Baila en otros lugares.

También te puede interesar:

YA TENEMOS EBOOK: HAIKI, EN BUSCA DEL YO REAL (PARTE 1)

 

Autores del post: Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (Haiki)

Y como siempre, si te gustó el post, estaría genial que lo compartas en tus redes sociales.

A su vez, si todavía no estás suscrito a nuestra Newsletter, te animamos a hacerlo en la casilla que tienes al terminar este artículo.

 

Haiki en Facebook, AQUÍ.

Haiki en Twitter, AQUÍ@_Haiki

* Sobre Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (Haiki):

Desde hace más de cinco años, nos dedicamos a ayudar a otros compañeros a tener una buena Identidad Digital, aumentar su visibilidad online y, en consecuencia, tener más oportunidades laborales. En el 2009 desembarcamos en la red y, desde entonces, no hemos dejado de formarnos y disfrutar de este maravilloso mundo.

Aunque de profesión original somos arquitectos, nuestro día a día se sustenta en tres pilares: la propia arquitectura, la Identidad Digital  (talleres offline + cursos online) y nuestro “mundo Haiki” (Gestalt, Sat, yoga, crianza consciente, artes marciales…).

  • Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.
  • Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, aunque aparezca inmediatamente al ser publicado en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

Deja un comentario

RELATED ARTICLES
agosto 2017
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Sígueme en Twitter

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog de Haiki.

Back to Top