Haiki
No Comments 265 Views

# MiniEntrevista CON ANA MORAZA

Hoy tenemos nueva # MiniEntrevista con amig@s sateros. En este caso es Ana Moraza quien nos abre las puertas de su yo interior. Un placer poder saber más de ella.

A buen seguro que la entrevista os va a encantar.

1_  ¿Qué es para ti la auténtica felicidad?

Lo suyo sería empezar diciendo que, por supuesto, yo no conozco la auténtica felicidad. Aunque sí soy más feliz ahora que hace unos años. Diría que la palabra clave es aceptación. Creo que la auténtica felicidad pasa por estar a bien con todo lo que me sucede. Asentir a todo lo que me ocurre sabiendo que, aunque en el momento, algunas cosas que me toca vivir son difíciles de recibir como beneficiosas para mí, si les doy el tiempo suficiente y si estoy abierta, me mostrarán su intención positiva (como dice la PNL). Lo que traían de bueno para mí. Es confiar.

Una vez leí la frase de estado del Messenger de un compañero de trabajo que decía “Le pedí a Dios que me diera fuerza y me envió adversidades”. Es una muestra de lo que es confiar en la Vida. Ese chico estaba diciendo que sabe que lo que otro vería como hechos desafortunados, difíciles, él sabía que son hechos que le harán sacar su fuerza y desarrollarla. Es tomar todo lo que viene, tal y como viene; lo fácil y agradable, y también lo más difícil y costoso, y no pelear con ello. Aceptarlo como tal, sumergirme dentro, vivirlo, ver qué me trae y usarlo a mi favor.

Para mí, esa actitud es la que me permite vivir cada situación que me trae la vida con una cierta felicidad, es ver esa intención positiva de las cosas, incluso ahí donde es más difícil, y alinearme con ello, remar a favor en lugar de gastar energía en pelearme con ello. No intentar que sea de otra forma, no enfadarme con cómo son las cosas porque no son como yo quiero. Es algo así como saber que “La Vida sabe más que yo” y todo lo que viene a mí es para mí.

El otro día en el SAT V que hemos compartido, Claudio hablaba de un sufrir neurótico y un sufrir sano. Creo que es esto mismo. Porque los que ya llevamos unos cuantos años de vida y de terapia y de talleres, sabemos que las experiencias difíciles no dejarán de llegar aunque llevemos años de trabajo personal. Eso seguirá llegando, porque forma parte de la vida. Porque nos ayuda a crecer. Lo que cambia es cómo yo lo vivo. Y a su vez, eso lo cambia todo.

Si tuviera que intentar llevar a alguien por el camino de la felicidad con sólo dos palabras le diría: acepta y confía.

 

2_  ¿Cómo ha sido tu camino de crecimiento personal? ¿Cuáles han sido las herramientas que más te han servido y por qué?

Justo hará ahora 7 años que hice mi crisis personal. Ahora sé que la forma en que había aprendido a vivir mi vida iba directamente en contra de mis posibilidades de sentirme feliz conmigo misma. Sólo que yo no lo sabía. Incluso tuve algún sueño en el que veía que había llegado a un callejón sin salida. Me venía la imagen de un ratón de laboratorio que corre en esas ruletas dentro de una jaula. Corren y corren y no llegan a ningún sitio, sólo se cansan. Yo me sentía así y atrapada en mi Vida. No me gustaba mi vida y no sabía cómo cambiarla. Mi mejor amiga, que llevaba ya unos años en su propio proceso personal, me sugirió hacer terapia Gestalt con una conocida suya.

Este momento y la decisión de comenzar la terapia individual marcó un punto de inflexión en mi Vida. El comienzo del cambio. Aquello era tan novedoso para mí, me resultaba tan refrescante que empecé a apasionarme por ello y me animé a comenzar la formación en terapia Gestalt.

Aquello fue un paso más. Casi 4 años de formación en los que sentí que iba a una escuela para la Vida. Aprendía cómo vivir de forma más saludable, aprendía que mirando mi presente podía ver de qué está hecha cada una de mis dificultades y más importante aún, llegué a entender que aun cuando no entiendo mis dificultades o reacciones y/o las de otros, están ahí por y para algo y las acepto aunque no las entienda. ¿Sabes qué liberador es eso?

Aprendía que la vida no es como me habían enseñado a mí, o como yo creía que debería ser mi vida, sino que hay muchos modelos de Vida diferentes. Y puedo ser feliz aunque mi modelo de vida no sea el que me han vendido. Aquello era una escuela para aprender a vivir aceptándome y aceptando también a los demás, cada uno como somos.

¿Por qué en los colegios no nos habrán enseñado simplemente a mirarnos de una forma comprensiva a mostrarnos cómo funcionan los mecanismos, en vez de tantas matemáticas y física y tantas cosas de las que ya no nos acordamos la mayoría? Esto sí que sería útil. Mostrarnos como funcionamos y también darnos herramientas para poder observarnos en cada situación del día a día.

Un compañero de formación hablaba a veces sobre números cuando hablaba y no entendíamos nada. Así, conocí la existencia del proceso SAT de Claudio Naranjo. Era tan interesante lo que decía este chico sobre sí mismo. Tenía que ir, tenía que conocerlo. Tenía que vivir aquello.

Y así inicié en paralelo el proceso SAT de Claudio Naranjo. Un nuevo catalizador. El introductorio y el SAT I fueron muy potentes para mí. Era nueva aún en este mundo de las terapias y lo que allí se planteaba y vivía era tan aterrador como atractivo para mí. Un empujón, una mirada a la construcción de mi carácter. Una compresión hacia mí y hacia muchas personas que me costaba aceptar porque no entendía. Una ampliación de la mirada, y una mirada comprensiva

Estas son las tres grandes herramientas que la Vida trajo a mí y que han sido el motor y el catalizador de mi proceso de cambio.

 

3_  Si nos centramos en el eneagrama, ¿cuál dirías que es su mayor potencial? Te animarías a contarnos en qué eneatipo te sitúas y qué es lo que más te identifica con él.

Me ubico en el 4 conservación. La sufrida.

Lo que más me veo del 4 conservación es, aparte de la intensidad de las emociones que vivo, tres cosas:

1_ El esfuerzo. Es mi idea loca. Lo que no consigo con mi propio esfuerzo no vale. Si es fácil, es como jugar. No tiene valor. Lo que llenará mi vitrina de trofeos que me harán sentir bien es aquello que conseguí con mucho esfuerzo

2_ La falsa escasez. Estar en contacto con lo que no tengo y no poder ver lo que sí tengo. Hay una tendencia en mí a mirar lo que me falta porque creo que es eso lo que me hace infeliz. Y lo gracioso es que ya sé que el otro, que tiene lo que yo creo que me falta, tampoco es feliz. Así que no es eso. ¿No es muy loco? Tengo que estar muy atenta para parar esta tendencia y poder ver lo que sí tengo ya  en mi vida.

3_ También creo que tengo un poco una cosa que decía Claudio en el SAT IV. Que es que el 4 se siente como si algo estuviera podrido en él, en mí. Y a veces no me siento suficientemente buena. Y no deja de ser otra idea loca, porque cuando yo salgo a la vida y me doy a la gente, recibo mucho cariño. Seguramente, el que yo misma no me doy. Es como que la que me retiro muchas veces soy yo. La gente está feliz de compartir momentos conmigo.

 

Diría que el mayor potencial del eneagrama es que es una herramienta que agiliza la identificación de las ideas locas que tenemos cada uno. Una vez leí en una minientrevista en este mismo blog a Cesca del Olmo. Ella decía que el eneagrama es como encender una linterna hacia dentro o algo así. Y me parece que eso lo describe muy bien. Es como el poder entender la forma, de qué está hecha la cerradura de la jaula del carácter bajo la que vivo. Una vez sé la forma de la cerradura de mi jaula, puedo hacer la llave que la abra. Es una guía en el camino, un faro. En mi caso, me ayuda mucho a tener una mirada más comprensiva/compasiva hacia las personas que me rodean, familiares cercanos especialmente. Ahora sé que no hacen ciertas cosas para fastidiarme a mí, es parte de su carácter, el que necesitaron construir para sobrevivir. Esto me aligera mucho y me ayuda a aceptar. A ellos y a mí misma también.

Diría que el eneagrama es un catalizador del cambio.

 

Más sobre nuestra protagonista: Soy ingeniera en informática y trabajo en una multinacional de servicios de consultoría y vivo de ello. Muy curioso cómo la vida me llevo al mundo del crecimiento personal

 

También te puede interesar:
YA TENEMOS EBOOK: HAIKI, EN BUSCA DEL YO REAL (PARTE 1)

 

Autores del post: Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (Haiki)

Y como siempre, si te gustó el post, estaría genial que lo compartas en tus redes sociales.

A su vez, si todavía no estás suscrito a nuestra Newsletter, te animamos a hacerlo en la casilla que tienes al terminar este artículo.

 

 

Haiki en Facebook, AQUÍ.

Haiki en Twitter, AQUÍ. @_Haiki

* Sobre Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (Haiki):

Desde hace más de cinco años, nos dedicamos a ayudar a otros compañeros a tener una buena Identidad Digital, aumentar su visibilidad online y, en consecuencia, tener más oportunidades laborales. En el 2009 desembarcamos en la red y, desde entonces, no hemos dejado de formarnos y disfrutar de este maravilloso mundo.

Aunque de profesión original somos arquitectos, nuestro día a día se sustenta en tres pilares: la propia arquitectura, la Identidad Digital  (talleres offline + cursos online) y nuestro “mundo Haiki” (Gestalt, Sat, yoga, crianza consciente, artes marciales…).

Deja un comentario

RELATED ARTICLES
octubre 2017
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Sígueme en Twitter

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog de Haiki.

Back to Top