Haiki
No Comments 135 Views

LAS IDEAS LOCAS

Por Ascensión Belart

“(…) Es interesante hacerlas conscientes, pescarlas entre el flujo del pensamiento y explicitarlas para diferenciarlas de las ideas o creencias sanas, algo más objetivas y realistas.  Es bueno verificar si nuestras ideas sobre el mundo son o no verdad y no darlas por hecho, como solemos hacer.

Generaciones de hombres se han criado bajo la consigna de “Los niños no lloran”. La realidad es que los niños lloran, tienen lacrimales igual que las niñas, y el hecho de no poder llorar ha condicionado en gran medida su vida, ya que se han visto obligados a reprimir su sentir, a anular su parte emocional. Las lágrimas alivian el dolor que todos los seres humanos sentimos y ayudan a elaborar las emociones para poder trascenderlas.”

Acceder

También te puede interesar:

YA TENEMOS EBOOK: HAIKI, EN BUSCA DEL YO REAL (PARTE 1)

 

Autores del post: Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (Haiki)

Y como siempre, si te gustó el post, estaría genial que lo compartas en tus redes sociales.

A su vez, si todavía no estás suscrito a nuestra Newsletter, te animamos a hacerlo en la casilla que tienes al terminar este artículo.

 

 

Haiki en Facebook, AQUÍ.

Haiki en Twitter, AQUÍ. @_Haiki

* Sobre Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (Haiki):

Desde hace más de cinco años, nos dedicamos a ayudar a otros compañeros a tener una buena Identidad Digital, aumentar su visibilidad online y, en consecuencia, tener más oportunidades laborales. En el 2009 desembarcamos en la red y, desde entonces, no hemos dejado de formarnos y disfrutar de este maravilloso mundo.

Aunque de profesión original somos arquitectos, nuestro día a día se sustenta en tres pilares: la propia arquitectura, la Identidad Digital  (talleres offline + cursos online) y nuestro “mundo Haiki” (Gestalt, Sat, yoga, crianza consciente, artes marciales…).

Deja un comentario

marzo 2018
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Sígueme en Twitter

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog de Haiki.

Back to Top