Haiki
No Comments 249 Views

CONOCIENDO A ROGER SOLERNOU

Volvemos a la carga con una de nuestras secciones más solicitadas: las entrevistas a compañer@s del camino satero. En este caso, tentemos el placer conocer un poquito más a Roger Solernou.

¿Nos acompañas?

1_  ¿Qué es para ti la auténtica felicidad?

La auténtica felicidad para mí es un ideal inalcanzable, y por lo tanto algo que no existe. De lo que sí que puedo hablar es de la felicidad que vivo. En este sentido, entiendo y siento mi felicidad como la describían los antiguos griegos: la eudaimonía; es decir, como realización o maduración del ser.

A medida que me conozco más a mí, a los otros, a las cosas del mundo y al mundo, me siento más feliz. Es una felicidad que saboreo de fondo, como una calma o bienestar interno que convive con la emoción que sienta en cada momento. Digamos que, metafóricamente, hace unos cuantos años vivía en un apartamento con pocas ventanas y pocos metros cuadrados, y ahora vivo en una casa con jardín donde veo el atardecer y las montañas en el horizonte, donde puedo ir a pasear.

 

2_ Cuéntanos cómo fueron los patrones básicos de conducta de tu infancia.

Mi patrón básico fue mi seducción con mi madre; es decir, aprendí una manera sutil y no sólo intelectual de usar el lenguaje para conseguir lo que quería. Para conseguirlo tenía que «ser un buen niño»; eso es, obedecer lo que decían mis padres, reprimiendo así mis impulsos más básicos y genuinos. El motor de esta obediencia era el gran miedo que sentía hacia mi padre, que representa la autoridad en el mundo. Aprendí a no contactar con mi dolor ni con mi tristeza, a través de juegos con mi imaginación,  mi fantasía, y divirtiéndome.

 

3_  ¿Cómo ha sido tu camino de crecimiento personal?

Está  siendo un camino duro, bello, lleno de sorpresas, amor, miedos, expansión, abismos y tesoros. Me viene la imagen de la típica historia del viajero que va en busca de algo que quiere, que no sabe bien bien dónde está ni que es y se encuentra toda clase de pruebas, trampas, amor y aventuras por el camino. Transité un largo desierto (donde las sombras son largas), ciénagas, parajes diversos y paisajes sublimes, vacíos y tormentas. Ahora me encuentro en una pradera preciosa con mi reciente paternidad y mi vida en Figueres.

 

4_ ¿Cuáles han sido las herramientas terapéuticas que más te han servido y por qué?

Siendo yo una persona muy mental me ayudó mucho bajar y conocer bien mi cuerpo. Las artes marciales, el Aikido y el Karate, me ayudaron mucho a bajar a mi cuerpo. También me ayudó mucho conocer más mis emociones mediante la formación de terapia Gestalt y la terapia individual, en particular hacerme consciente de mi gran miedo y tener contacto con mi dolor, tristeza y sostener mi frustración. Para digerir mis profundos y dolorosos procesos psicológicos gestáticos me ayudó muchísimo la dansa Butoh que practiqué durante años, ya que me dejaba mucho espacio para expresar lo que sentía a través del cuerpo, la emoción y el no ser. Otra vez fue bajar al cuerpo. La práctica de la sexualidad taoísta me ayudó a controlar y canalizar mejor mi exceso de líbido.

La formación del SAT de Claudio Naranjo me ayudó mucho a entender y vivenciar mi carácter, y mostrarme más transparente y sincero en el mundo y a mí mismo; es decir, ser más amoroso. El cambio de alimentación, como la macrobiótica y las sesiones de acupuntura también fueron claves para mi desarrollo. La meditación Vipasana me sirve para descansar, digerir y no ser.

La pintura al óleo, mi gran pasión, me ayuda a integrar distintos procesos internos (y algo más que es inafable) gracias a que el arte es transpersonal y opera de una manera desconocida en las personas, y en mí. Pintar me lleva más allá de este mundo y al mundo mismo a la vez.

 

5_  Si nos centramos en el eneagrama, ¿cuál dirías que es su mayor potencial? Te animarías a contarnos en qué eneatipo te sitúas y qué es lo que más te identifica con él.

El eneragrama que yo conozco es el de la formación del SAT de Claudio Naranjo. La formación del SAT es el mayor triturador de egos que conozco. Está diseñado de una manera brillante para destrozar nuestra parte neurótica y potenciar el autoconociemiento y el camino hacia nuestras virtudes.

Me sitúo en el 7 sexual-social. Lo que más me identifica con él es mi carácter. Ahora en el SAT4 me responsabilizé completamente por primera vez de mi parte sexual ya que inconscientemente me decía: «Seguro que al final la autoridad me dirá que soy 7 social-sexual». Siendo así, no me estaba responsabilizando de mi parte sexual completamente. Lo que más me duele o me da miedo, es aceptar que tengo el carácter (de los 27 que hay) que más volado está. Al mismo tiempo, me digo que si tengo un buen enraizamiento, puedo volar alto y regresar, y eso es lo que hago con la pintura y con mi obra.

 

6_ ¿Cómo ha influido tu transformación personal a la hora de afrontar el amor?

Hoy puedo decir que me siento mucho más en contacto con el amor que hace unos años. Cuanto más estoy en contacto conmigo y acepto y amo las partes de mi sombra, más amor siento hacia mí y hacia los otros. Es como si pudiera ver más a la persona o a las cosas del mundo con mayor calidad. Siento un amor muy genuino hacia las plantas y cada vez más hacia la materia del mundo y el mundo en sí.

 

7_ ¿Cuál de los tres amores (admirativo, compasivo y dionisiaco) de los siempre hablaba Claudio te resulta más sencillo y cuál más complicado?

El que tengo más carente es el amor compasivo, debido a mi gran narcisismo. Hay tanto yo en mi, que dejo muy poco espacio para ver al otro/a. Ahora puedo decir que ahora veo un poco más a la otra persona.

En el mundo de la pareja, pasé de un amor más erótico y admirativo, a un amor más compasivo.

El que tengo en exceso es el amor dionisíaco. El exceso se debe a una huida de la tristeza, el dolor y el miedo a través del amor dionisíaco o erótico, conmigo mismo o con los demás.

El amor admirativo también lo tengo desarrollado idealizando en exceso o tachando de idiotas a las personas, no hay término medio. Con el tiempo, al sentir más amor compasivo, esa idealización se ha transformado en respeto por la autoridad y valoración de las personas por simplemente ser.

 

8_ ¿Qué fortalezas personales se ponen de manifiesto en tu día a día laboral?

Creo que el amor compasivo lo estoy desarrollando mucho en mi trabajo como profesor de matemáticas de secundaria y como terapeuta Gestalt. Viendo más a las personas que tengo delante más los puedo ayudar, al mismo tiempo que me doy menos importancia.

Soy consciente de que juego mi seducción y mi sentido del humor, para crear un hilo de misterio y diversión que sé que gusta y engancha a mis alumnos.

En la pintura pongo de manifiesto mi capacidad para volar estando enraizado para traer en este mundo aquello que aún no nos pertenece y al mismo tiempo ya está aquí.

 

9_  Si no necesitarás el dinero para vivir ¿Qué te gustaría hacer en los próximos tres años? Y si sólo te quedasen tres meses de vida ¿qué harías?

Seguramente, viajar con mi pareja y mi hijo a México, Brasil, Ecuador y Perú. Realizaría estancias artísticas para desarrollar mi obra y propondría talleres de Movimiento, Sueños y Gestalt a las comunidades. Contactaría con toda clase de maestras y maestros para compartir y seguir aprendiendo. Disfrutaría de los paisajes, de mi pareja y jugaría y compartiría mucho con mi hijo de 4 meses y medio.

Si me quedasen tres meses de vida me despediría de la gente que quiero, meditaría, pintaría y disfrutaría al máximo, saboreando los colores de cada instante que me quedase. Ésta es mi idea, si me pasara de verdad no sé si haría esto.

 

10_ Cuéntanos algo de tus aficiones y/o hobbies… Recomiéndanos un libro y un disco.

Mi gran pasión es la pintura al óleo, aprovecho para compartir mi website sobre mi obra: www.rogersolernou.cat

Me encanta la dansa Butoh, en particular el trabajo de la bailarina Minako Seki. Fabrico cerveza artesana desde hace unos cuantos años. Soy un enamorado de la buena comida y de los libros de ensayo.

Lectura obligatoria para todo el mundo: «Paisajes sublimes» de Remo Bodei.

Comparto el delicioso CD que creó hace poco Rusó Sala que se llama Desirem

Más sobre Roger Solernou: Soy profesor de secundaria de la escuela pública y me dedico a la docencia de las matemáticas desde hace cuatro años. Soy también terapeuta Gestalt desde hace seis años y me dedico profesionalmente a la pintura al óleo desde hace cuatro años.

Ésta es mi página web con parte de mi obra plástica:

www.rogersolernou.cat

“L’eterna latència”

Medidas: 100 x 100 cm

Técnica: Óleo sobre tela

Año: 2017

Autor: Roger Solernou

También te puede interesar:

YA TENEMOS EBOOK: HAIKI, EN BUSCA DEL YO REAL (PARTE 1)

 

Autores del post: Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (Haiki)

Y como siempre, si te gustó el post, estaría genial que lo compartas en tus redes sociales.
A su vez, si todavía no estás suscrito a nuestra Newsletter, te animamos a hacerlo en la casilla que tienes al terminar este artículo.

Haiki en Facebook, AQUÍ.

Haiki en Twitter, AQUÍ. @_Haiki

* Sobre Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (Haiki):

Desde hace más de cinco años, nos dedicamos a ayudar a otros compañeros a tener una buena Identidad Digital, aumentar su visibilidad online y, en consecuencia, tener más oportunidades laborales. En el 2009 desembarcamos en la red y, desde entonces, no hemos dejado de formarnos y disfrutar de este maravilloso mundo.

Aunque de profesión original somos arquitectos, nuestro día a día se sustenta en tres pilares: la propia arquitectura, la Identidad Digital  (talleres offline + cursos online) y nuestro “mundo Haiki” (Gestalt, Sat, yoga, crianza consciente, artes marciales…).

Deja un comentario

RELATED ARTICLES
noviembre 2019
L M X J V S D
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Sígueme en Twitter

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog de Haiki.

Back to Top