Haiki
  • EL TIEMPO DEL SILENCIO.

    Queremos cambiar; bueno, queremos que las cosas cambien. Nos imaginamos un futuro próspero en el que nosotros somos los protagonistas de nuestra vida; nos soñamos comandando nuestra vida. Podemos hacer todo esto y mucho más, pero si seguimos metidos en la misma rueda de siempre, en realidad, nada cambiará. Por mucho que nos cuenten que  nuestros sueños son nuestra realidad, los sueños seguirán siendo sueños, mientras seguimos nuestro ritmo frenético del día a día.   Sólo desde la calma se puede soñar con un futuro diferente. Si no nos paramos a sentir lo que nos ocurre, seguiremos en piloto automático haciendo sin parar. Haciendo lo que sea, generalmente, mucho y, desde ahí, sin tiempo para conectar o reconectar. Si no hay conexión con la verdad profunda de lo que somos, todo será un brindis al sol. Encontrarnos con la nada que está detrás de todo este bullicio no es tarea sencilla; de hecho, llegar a no hacer nada, en realidad no es no hacer nada, es hacer nada. En esa nada, puede estar un maravilloso mundo escondido. La nada y el todo, según se mire, no están lejos como pudiera parecer. Además, sólo saboreando esa nada nos encontraremos con el

    Leer más...
  • LA VIDA COMO REGALO.

      Resulta curioso ver cómo el ser humano parece haber olvidado cuáles son las cosas que nos llevan a vivir más felices. A día de hoy, parece presuntuoso cuando alguien habla de ciertas virtudes o fortalezas que le definen como persona. Sin embargo, para Martin Seligman (buque insignia de la Psicología Positiva) ser conscientes de estos talentos resulta la clave para soñar con lo que él viene a llamar “la auténtica felicidad”. Más curioso resulta que, ya en la Grecia clásica, Aristóteles defendía este mismo concepto e incluso planteaba cómo el ser humano debía tener un oficio donde estas virtudes se pusieran de manifiesto. De esta forma, se pretendía que, en el día a día de cada uno, se fueran potenciando y desarrollando, dando como resultado personas más plenas y  felices.   Sorprendentemente a  día de hoy,  la sociedad del consumo, de la que cada uno de nosotros en mayor o menor medida formamos parte, nos ha hecho olvidarnos de este tipo de conceptos y nos ha metido en la cabeza la idea de que nuestra felicidad pasa por tener derecho a todo, siendo siempre posible ganar más dinero, alcanzar más poder, acumular más bienes y, así, tener la opción

    Leer más...
  • LÁGRIMAS DE VIDA.

    Llorar es siempre un bálsamo que nos humaniza y, a la vez, domestica nuestra prepotencia. Como bien apunta Claudio Naranjo, vivimos en una sociedad patriarcal que nos ha hecho más duros de lo necesario y nos ha desconectado de la parte más amorosa que todos tenemos dentro.   En estos tiempos de arrogancia, las lágrimas nos acercan a nuestra esencia. Llorar de alegría, llorar de tristeza o llorar de amor no es tan diferente, pues en el fondo, todas ellas, son lágrimas de lo más profundo de nuestro ser. Si son reales, siempre provienen de un acto de autenticidad en nuestro aquí y ahora.   Ser vulnerables, mostrarnos “débiles”, dudar o reconocer nuestras imperfecciones nos conecta con la vida. La sinceridad de corazón nos acerca a los demás. Sólo desde ahí, como si de un líquido mágico y purificador se tratase, podemos vivir el manantial de oportunidades que la propia vida nos tiene reservadas.   También te puede interesar: YA TENEMOS EBOOK: HAIKI, EN BUSCA DEL YO REAL (PARTE 1)   Autores del post: Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (Haiki) Y como siempre, si te gustó el post, estaría genial que lo compartas en tus redes sociales. A su vez, si todavía

    Leer más...
  • PROYECTOS DE IDENTIDAD DIGITAL POR HAIKI

    Tanto en nuestros cursos como en los Proyectos de Identidad Digital que realizamos, de forma individualizada y personalizada, nos gusta incorporar una visión panorámica del mundo de la Identidad Digital. Por eso, cada vez estamos más convencidos de las bondades de tener un buen Proyecto de Identidad Digital (PID) y, sobre todo ello, va el post de hoy. ¡A ver qué os parece!!

    Leer más...
  • JUGANDO LA PARTIDA DE LA VIDA.

    Jugar al ajedrez es uno de los deportes más beneficiosos que existe. Más allá de su evidente valor intelectual, con él se consiguen desarrollar otros valores como el respeto, la paciencia o algo tan importante como aprender a perder y, por supuesto, también a ganar. Alcanzar un nivel medio de juego es, relativamente, sencillo; pero, llegar a ser un maestro del ajedrez es otra cosa, hacen falta ciertas dotes extras.

    Leer más...
  • CONFIAR EN EL CUERPO

    Esperamos que os guste este post. Es un poco diferente de nuestras habituales reflexiones, pero puede tener su interés. ¡Ya nos contareis!

    Leer más...
  • COMPARTIR ES GANAR.

    Desde pequeños nos han acostumbrado a que tener y retener era un buen negocio. Cuanto más poseíamos nosotros, y menos los demás, parecía que mejor nos iría. Sin embargo, cambiar estas ideas por cooperar, compartir y, si fuera posible, hacernos transparentes, es mucho más sensato, sano y provechoso, tanto para nosotros como para quienes nos acompañan en el apasionante camino de vivir.

    Leer más...
  • PERSIGUE TUS SUEÑOS (O NO).

    Desde hace un tiempo, sobre todo desde el mundo del coaching, se nos alienta a perseguir nuestros sueños; si tú quieres, puedes ¡Ya nada es imposible! Cree en ti y conseguirás el éxito, es una de las frases típicas que están a la orden del día, sustentando un discurso, en demasiadas ocasiones, carente de base real, pero que, en tiempos de carencias, se vende muy bien a sí mismo.   La nuestra es una época complicada y es cierto que una dosis de optimismo y hasta de cierta ingenuidad viene muy bien; pero, nuevamente, es conveniente no caer en las soluciones “fáciles” que, aparentemente, nos lleven directamente a ese lugar soñado. Soñar puede ser muy útil, pero también, si se nos va de las manos, muy engañoso. En contra partida, transitar la vida, sin tantas expectaciones, confiando más en lo que tenga que venir y avanzar sin tantas estrategias y objetivos, a veces, nos lleva a territorios insospechados pero no por ello menos fértiles.   Menos palabrería y más trabajo personal pueden ser útiles tanto en nuestra búsqueda de nosotros mismos, como en otras situaciones más “mundanales” como es el ámbito laboral o de relaciones personales. No crear falsas ilusiones

    Leer más...
  • EL DISFRAZ

    Los niños hasta que cumplen su primer año de vida creen que forman parte de la propia madre y es, aproximadamente,  a partir de ese momento donde cogen conciencia de su propia existencia como seres autónomos.  Durante los siguientes años se va constituyendo su personalidad (y aflorando el ego) hasta que, alrededor de los nueve años, quedan claros cuáles son los rasgos fundamentales de su  carácter. Con este proceso queda constituida una especie de personaje que nos acompañará el resto de nuestros días.   Nuestro comportamiento actual tiene mucho que ver con la fachada que forjamos a esa temprana edad, y que, en demasiadas ocasiones, confundimos con lo que realmente somos. De hecho, es curioso que, si nos observamos un poco, veremos cómo nos vamos comportando de muy diferentes maneras en función del escenario que nos toque ocupar y de con quién nos estemos relacionando.  De igual manera que el niño creó su personaje para conseguir el amor y cariño de quienes le rodeaban, nosotros, ahora ya  adultos, seguimos continuando la actuación con ese mismo disfraz que nos “protege” del mundo y con el cual intentamos sobrevivir.   También puede ser que, aunque sólo sea en momentos determinados, seamos capaces

    Leer más...
  • RECUERDOS Y OLVIDO.

    Hay personas que tienen miles de recuerdos de sus primeros años de vida; otras, por el contrario, no recuerdan casi nada. Eso sí, aunque no seamos conscientes lo que pasó al comienzo de nuestra existencia, ahí se forjó, en gran medida, lo que hoy somos como personas. A su vez, normalmente, confundimos tener buena memoria con recordar. Incluso, hay diferentes formas de mantener vivos los recuerdos. De hecho, parece ser que recordamos más por emociones o sensaciones, incluso por olores, que por recuerdos más “racionales”.   Fue Freud el primero que se dio cuenta de que la mayoría de que recordábamos tenía, en muchas ocasiones, poco que ver con lo que sucedió en realidad. Aun así, recordar es importante; en parte, somos tanto nuestros recuerdos como nuestros olvidos.   También, es curioso que si vamos a una conferencia de una hora, por mucho que nos interese, a las dos horas de salir de ella, sólo recordaremos tres o cuatro ideas con precisión. Lo que, realmente, queda en nuestra memoria será lo que hayamos sido capaces de integrar. Así, según cómo gestionemos estos recuerdos y olvidos dependerá, en gran medida, lo que somos en el momento presente y lo que seremos

    Leer más...
  • PERSONAS Y PERSONAJES.

    “La palabra persona es una palabra heredada del teatro griego, se usaba para llamar al actor que está detrás de la máscara que representaba al personaje. Es una derivación de per sonare, para darle sonido, y designa al que verdaderamente habla, al que le pone palabras a la máscara, al que viene de darles sonido a los personajes que actuamos; esto es, la figura auténtica que está detrás del personaje.” Esta certera reflexión se puede leer en uno de los  libros de Jorge Bucay.

    Leer más...
  • YA TENEMOS EBOOK: HAIKI, EN BUSCA DEL YO REAL (PARTE 1)

    Con el post de hoy queremos hacerte llegar un regalito que hemos creado con mucha ilusión para ti. Se trata de un ebook con reflexiones que nos pueden ayudar a tod@s a tener una vida un poquito mejor. Algunas de ellas están publicadas en el presente blog de Haiki, pero la mayoría, a día de hoy, son inéditas. Esperamos que sea de tu agrado. Eso sí, como verás es un libro digital bastante currado y gratuito; así que, si lo ves interesante te animamos a dejarnos un comentario en este post de nuestro blog.

    Leer más...
  • NUESTRAS MISERIAS

    La vida es complicada o, quizás, la complicamos más de lo necesario. Desde muy pequeños empezamos a montar una fachada que más que responder a lo que somos, nos sirve para relacionarnos y, en ocasiones, protegernos del exterior. Cuando somos todavía niños y en la preadolescencia, parece que algunos ya tienen madera de líder o resultan los más graciosos de la clase. Esa imagen que comenzamos a fabricarnos, a tan temprana edad, no es otra cosa que el miedo al rechazo, el terror a no ser querido. Así, inventamos un personaje que, con el tiempo, se irá fortaleciendo hasta convertirse en nuestro ego. Su misión principal no es otra que la de responder de manera eficaz ante otra mucha gente que, a su vez, funciona por la vida con sus propios personajes. Una especie de coreografía de máscaras en las que muy pocas veces conseguimos relacionarnos con quienes están detrás del disfraz. Sin embargo, cuando somos capaces de despojarnos de toda esta fachada aparece lo que realmente somos: una imposible mezcla entre la nada y el todo, entre lo más dulce y lo más animal. De repente, todo lo que hemos escondido durante años, pensando que no era digno de

    Leer más...
octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Sígueme en Twitter

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog de Haiki.

Back to Top